Urbanismo

Misión, objetivos estratégicos y áreas de desarrollo prioritarias

Departamento de Urbanismo, Facultad de Arquitectura y Urbanismo Universidad de Chile

Departamento de Urbanismo, Facultad de Arquitectura y Urbanismo Universidad de Chile

Antecedentes

La propuesta de desarrollo del Departamento presentada a continuación se funda en sucesivos diagnósticos elaborados desde el 2004 a la fecha, cuyos ingredientes no solo continúan en vigor sino se han venido profundizando, además de sumarse a circunstancias que, así como testimonian positivos avances en los aportes de sus integrantes, aunque todavía disociados en programas individuales, motivan necesidades de superación y posibilitan la configuración orgánica y gravitación deseables que, como grupo, pretendemos alcanzar en los próximos años.

El principal factor de este cuadro resulta de la evolución y crisis del modelo neoliberal (del liberalismo competitivo abierto, globalizado y dominado por la subjetividad[i] que, como pauta de desarrollo convencional, ha venido siendo impuesto hegemónicamente desde el Estado - acotado, pero más eficaz -, mediante disposiciones de desregulación y privatización actuantes sobre la producción y el acondicionamiento espacial y la integridad ambiental.

En lo académico, las mayores exigencias de cambio sustantivo que se derivan de aquella coacción, se orientan hacia solicitaciones de respuesta frente a: la creciente desigualdad y distanciamiento social; la desarticulación de las redes regionales y microregionales, en general; la falta de procedimientos unitarios de transferencia y difusión de la sobrevalorización especulativa de la inversión inmobiliaria[ii]; la extendida pérdida de calidad de vida; el desmantelamiento de la capacidad de intervención desde la lógica del interés público y el largo plazo y, por sobre todo, la irreversibilidad contenida en el estilo adquirido por el proceso de urbanización y explotación de la naturaleza.

Entre los componentes de dicho trance se encuentra nuestra impericia para responder al desafío de las provocaciones arrolladoras del modelo, lo cual se demuestra, en particular, cuando aceptamos el debilitamiento de la enseñanza y la difusión del diseño urbano, situación que desde la Universidad se irradia al medio profesional, como lo indican las omisiones y desaciertos generalizados en la composición del espacio a escala intermedia y menor.

Y ello es aún más contradictorio por cuanto a pesar de compartir posiciones debidamente cimentadas, no logramos replicar como conjunto y en la medida de lo preciso para convencer y generar otras opciones que permitirían proceder, por ejemplo, contra la acentuación del sesgo normativo de la acción urbanística corriente, en detrimento de las ideas de proyecto y racionalidad; contra la legitimación de múltiples restricciones a la práctica urbanística[iii]; contra la equívoca falta de cohesión y claridad en la dirección política del proceso de urbanización, especialmente en las formaciones metropolitanas; contra la dependencia deliberadamente escindida del Asesor Urbanista en los municipios, donde además no se vinculan los instrumentos de planificación disponibles y se confinan las consultas a la comunidad; y finalmente contra la proliferación de licenciaturas poco rigurosas de titulación profesional en Urbanismo, emitidas, en muchos casos, por entidades que nadie controla.

En estas condiciones adversas, parte de las cuales también derivan de nuestras limitaciones e inhabilidades, hoy nos hallamos frente al desafío esencial - tal vez el más difícil de nuestra trayectoria -, de proponer alternativas, enseñar y persuadir.

  Dada la coincidencia de nuestras opiniones, y las posibilidades que ofrece el proceso de reestructuración de la FAU - incluyendo la contingencia de ampliación del cuerpo académico -,  justamente tenemos que transformar la situación actual en una oportunidad para comenzar a superar gradualmente las actuales pautas de desenvolvimiento. 

PROPOSICIÓN

Nuestra unidad está comprometida con el cultivo del Urbanismo[iv] en tanto disciplina y desde una perspectiva holística, lo cual envuelve el estudio del proceso de ideación, disposición, formación, habilitación y manejo de los asentamientos humanos implantados en el territorio y sus relaciones, así como el impacto cultural de sus expresiones reales e imaginarias, a más de los sistemas de movilidad, los flujos de intercambio de toda especie y las redes de comunicación que se despliegan en el espacio.

Este quehacer actualmente involucra una creciente complejidad para asociar y sintetizar conceptos de otras múltiples disciplinas y concertar abordajes descriptivos, explicativos, prescriptivos, propositivos y proyectuales en el encuadre de diferentes escalas, valores y orientaciones razonadas, formas de representación y plazos de referencia y realización.

Asumiendo un enfoque de servicio a la sociedad que se ha justificado como propio de la Universidad de Chile, plantea dar respuestas que vayan incorporando y armonizando las demandas del presente, considerando un contexto amplio, dignificado y consonantemente informado con los objetivos que procuren la conservación de la biosfera e instauren el bienestar y la complacencia futura de las comunidades.

 

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS

Con una larga y fructífera historia institucional, como núcleo de aprendizaje, experimentación, formación de especialistas y difusión, se constituye en una entidad académica de trascendencia dedicada al estudio del Urbanismo[v], con énfasis en temas de interés nacional relacionados con el bien público, el compromiso ético de la producción espacial, y la valoración estética de las intervenciones territoriales.

En consecuencia, nuestro objetivo general envuelve generar, innovar, cultivar, desarrollar, comunicar y difundir el conocimiento teórico y práctico del Urbanismo, abarcando diferentes escalas y temáticas, y considerando su necesaria interacción y complementación con otras disciplinas.

Para ello consolida sus logros y se perfecciona con el objeto de servir de encuadre de reflexión y acción de servicio, en tanto lugar idóneo para la creación, instauración, elaboración y transferencia de lecciones, sea de aquellas que van siendo: (a)  asimiladas y experimentadas a través de la investigación, (b) orientadas a la formación de arquitectos, profesionales afines y nuevos académicos en la especialidad que le es propia, por medio del quehacer docente (c) difundidas y comprobadas a través de tareas de asistencia técnica y extensión universitaria, y (d) concertadamente organizadas en relación a las solicitaciones, disponibilidades, recursos y plazos mediante la gestión académica y administrativa.

Los objetivos específicos que aquellas generatrices deciden, son los que se detallan a continuación, en lo relativo a:

 

(A)      la investigación:

(1) promover, realizar, fortalecer y difundir líneas de investigación que consoliden su liderazgo en la reflexión crítica sobre la temática urbana y territorial, en el marco de la misión académica integrada y transversal que corresponde a la Universidad de Chile, relevando los conceptos de sustentabilidad, equidad, identidad y eficiencia, además de explorar nuevas áreas de interés nacional respecto de la materia que le es propia;

(2) desarrollar áreas, programas y proyectos prioritarios de investigación innovativa y transdisciplinaria, llevando, a partir de los resultados, a una reflexión crítica sistemática sobre la forma de producción de los asentamientos humanos en el territorio nacional, en tanto sistema y unidades o sub-unidades integradas;

(3) contribuir a señalar y explorar nuevas áreas de interés nacional respecto de las materias y responsabilidades que le son propias; y

(4) aportar con acciones propositivas al logro de nuevas y mejores metas en beneficio de la sociedad a través de la proposición de políticas públicas y una nueva Carta del Urbanismo, junto con diferentes instrumentos de experimentación, planeación y diseño urbano.

 

(B)      la docencia:

(1) desplegar mejores formas de enseñanza del Urbanismo en los niveles de pre y postgrado, consolidando la calidad y pertinencia de los programas, al punto que resulten coherentes con los requerimientos de la sociedad y formen parte integrante de procesos de formación continua; 

(2) impulsar una enseñanza transdisciplinaria en Urbanismo, comunicando el estado del arte y el producto de la investigación propia, de manera de introducir a los estudiantes en el ejercicio fundado en la reflexión, además de motivar su interés por involucrarse y contribuir al desarrollo de la sociedad desde esta área de especialización;

(3) suscitar una mayor coordinación entre nuestros programas de la especialidad y aquellos de pregrado y postgrado de la Facultad y la Universidad, posibilitando  la complementariedad, la complementación e integración educativa; y

(4) promover un nivel de liderazgo nacional y avanzar en la acreditación nacional y el reconocimiento internacional del postgrado, perfeccionando las particularidades y la aptitud de sus programas, orientando en mejor forma sus contenidos en consideración de los intereses de los potenciales interesados, las demandas del Estado y los sectores productivos, y enriqueciendo sus contenidos por mediación del establecimiento de mayores relaciones con el medio externo orientadas a suscribir convenios de fortalecimiento académico, y programas de cooperación e intercambio con organizaciones de prestigio internacional.

 

(C)      la extensión:

(1) mejorar la extensión académica del Departamento y la Facultad, vinculándose con entidades y actividades de relevancia nacional en el tema de su competencia, mediante contribuir a la solución de problemas de gravitación nacional en el campo del Urbanismo; y

(2) consolidar al Departamento como espacio para el debate crítico y amplio sobre temas de interés nacional que correspondan al ámbito de su gestión, y difundir los avances en la materia propia, con el apoyo, entre otros, de sus propios órganos de difusión, a más de otros medios, de preferencia indexados.

 

(D)      la gestión académica y administrativa:

(1) optimizar y modernizar la dirección y cometido del Departamento, buscando una mayor integración y armonía en el desarrollo del trabajo académico, fortaleciendo el desarrollo de programas en materia de comunicaciones y sistemas de información que apoyen el cumplimiento de los objetivos estratégicos del Departamento; y

(2) racionalizar y orientar en presupuestos por programa y el uso de la infraestructura y equipamiento disponible, procurando que el presupuesto sea utilizado como herramienta de gestión, en relación a lo cual se asigne prioridad a proyectos estratégicos, al menos aquellos actualmente consensuados, tales como

(a) incrementar la generación de proyectos transversales de investigación y publicación;

(b) contribuir al desarrollo de políticas, estrategias y tácticas de desarrollo urbanístico, considerando las actuales circunstancias del proceso chileno de urbanización, mediante la revisión y formulación de propuestas, especialmente instrumentales, de tratamiento urbano y regional; y

(c) vigorizar la docencia de pregrado en la Carrera de Arquitectura y reivindicar la creación de una Escuela de Urbanismo en nuestra Facultad de Arquitectura y Urbanismo,

 

ÁREAS DE DESARROLLO PRIORITARIO.

Conforme a las direcciones de desarrollo progresivo de las unidades de trabajo académico ordenadas por el Proceso de Reestructuración de la Facultad, se instauran cuatro líneas de precedencia en el trabajo del Departamento de Urbanismo:

 

(1)         Teoría y crítica del Urbanismo.        

Desde una visión directa y apreciativa, comprende la unificación y síntesis del conocimiento acerca del proceso de urbanización, incluyendo las modalidades y pautas de intervención del mismo - esto es la formación y transformación de los asentamientos poblados, en el encuadre de la humanización deliberada de los territorios -, abarcando dimensiones que exceden la experiencia sensible y la producción espacial concreta.

 (2) Modelamiento (experimentación), proyectación y planeación.

Previa descripción y explicación necesariamente rigurosas, y la postulación primaria de objetivos, incluye el desenvolvimiento de sistemas lógicos de intervención y seguimiento de efectos, generalmente basados en representaciones de referencia, tipos accesorios y modelos de comportamiento e interacción de componentes, a lo cual se agrega la definición consciente de las metas operacionalizadas y del instrumental metodológico aplicado.

(3)         Diseño urbano y regional.

No obstante su debilitamiento contemporáneo[vi], representa la experiencia clásica de mediación o interposición, también consciente, destinada a orientar, condicionar o modificar aspectos cualitativos, generalmente morfológicos y de significación, de las formaciones urbanas y territoriales.

(4)         Urbanística, habitabilidad y sustentabilidad territorial.

Encarna los aspectos esencialmente tecnológicos del proceso de producción espacial, su relevancia funcional, y las condiciones que estos suministran.

Estas áreas de desarrollo del Departamento se pueden considerar entrecruzadas con veinte categorías de especialización relativa, que trascienden de la experiencia frecuente de trabajo en la disciplina, cada una con una suerte de "peso específico" particular[vii].

 

Aquellas líneas permiten ajustar ciertas disposiciones estratégicas a un plan de trabajo compaginado a través del tiempo para el próximo quinquenio 2011 - 2015.

 


[i] Cuyas interpretaciones sobre cualquier aspecto de la experiencia de los sujetos giran alrededor del fundamentalismo del merado.

[ii] Ventaja engendrada, en muchos casos, por ventajas relativas de localización y edificabilidad.

[iii] Como el discutible asunto de la Ley Núm. 19.939, de 13 de febrero del 2004, que modificó el Artículo 59° de la Ley General de Urbanismo Construcciones sobre la caducidad de declaratoria de utilidad pública contenida en los Planes Reguladores.

[iv] Cuyo estatuto epistemológico se ha consolidado asimilando consecutivas variaciones de un repertorio de paradigmas hegemónicos, tales como los de: homogeneidad e igualdad; racionalidad y eficiencia, equilibrio, cambio y reforma, diferenciación  y competitividad, y, recientemente, conservacionismo y sostenibilidad medioambiental.

[v] Aunque por lo general se le considera como el estudio de los procesos de producción y transformación de los asentamientos humanos sobre los territorios habitables, abordados tanto desde las totalidades unitarias y las fracciones hasta los sistemas interrelacionados, puede ser asimilado al concepto de coranomía (García - Bellido, Javier, 1999), en la medida que engloba, en su campo, las estructuras generativas universales de las ciencias y técnicas aplicadas a la humanización y manejo del territorio y sus efectos, multidimensionalmente estimados.

[vi] Resultado de cambios en los paradigmas de la disciplina y el dominio de una cultura marcada por cierta política que aparece guiando la sociedad en tal dirección.

[vii] (1) Semiología urbanística; (2) Historia urbana y del Urbanismo; (3) Morfología urbana y regional; (4) Estructura urbana interna y de los procesos territoriales; (5) Ciencia Regional y aspectos espaciales del manejo territorial; (6) Ruralismo; (7) Derecho ambiental; (8) Política, gobernabilidad y ciudadanía; (9) Economía y administración espaciales; (10) Ingeniería del transporte, movilidad técnica y manejo de tramas de comunicación; (11) Sociología y antropología urbana y psicología ambiental; (14) Los discursos ideológicos y la cuestión de la ciudad; (12) Demografía y ecología urbana; (13) Ingeniería sanitaria aplicada al manejo ambiental; (15) El lenguaje y otros códigos de significación de y sobre la ciudad; (16) Cultura y espacialidad; (17) Instrumentos de planificación, programación y gestión multiescalar; (18) Diseño (de la estética, composición y habitabilidad) del paisaje; (19) Investigación operativa aplicada a la práctica urbanística; y (20) Didáctica, educación pública y difusión del Urbanismo.

 

 

Compartir:
http://uchile.cl/t63916
Copiar