Dirección de Extensión

Académicos chilenos que dictan cátedras con legos, trivias y chistes

La Tercera

La Tercera

Documentos adjuntos
La Tercera
Enlaces relacionados
Otras apariciones FAU en los Medios

Son pocos, pero existen. Un sondeo realizado entre las 60 universidades encontró a los profesores que han roto la tradición de la clase frontal.

La física a través del humor

"Dos chicas se acercan a unos curados y le dicen: 'Ustedes tienen cero magnetismo'. Uno de ellos le responde: 'te equivocas, ando con tarjeta de crédito'". Así puede iniciarse una clase de física en la Universidad Católica de Valparaíso, de los profesores Carlos Wörner y Angel Romero.

Desde hace 15 años ambos realizan el curso que puede ser tomado por cualquier estudiante, pero se orienta principalmente a los de carreras humanistas. "Somos como los dinamita show, pero yo soy el indio. Queremos enseñar la física de manera entretenida para aquellos que no conocen la ciencia, porque creen que es fome", dice Wörner.

Los docentes presentan cómics y videos que caricaturizan a los grandes personajes de las ciencias, como Albert Einstein, o explican los principios físicos a través del humor. Para aprobar el ramo, los estudiantes deben realizar un trabajo en formato libre, pero entretenido. Incluso, está permitido dibujar al profesor y reírse de él.

Ha sido tanto el éxito del ramo, que este año cuenta con más de 300 inscritos para 50 cupos. Incluso, los docentes lanzaron en 2009 un libro en el que exponen todos los entretenidos trabajos de los alumnos.

Aprendiendo economía con legos

Gonzalo Paredes es doctor en economía de la Universidad de Oregon State. Actualmente imparte el curso planificación para alumnos de ingeniería forestal de la Universidad Austral y para ejecutivos de empresas. El ramo consiste en explicar el valor agregado de un producto que se quiere comercializar en el mercado y, para ello, Paredes no utiliza el plumón y la pizarra, ni dicta cátedra. Hace seis años que enseña la materia con los legos de sus hijos.

El juego consiste en convertir a los alumnos en jefes de producción industrial, lo que los obliga a generar un plan de producción de distintos tipos de muebles, que se arman con los legos. El profesor indica el valor al que se venden los productos. "Los estudiantes se dan cuenta de que los insumos no tienen valor a priori. El lego solo no vale", añade el docente.

La idea nació cuando Paredes se dio cuenta de que a los alumnos les costaba entender los conceptos de economía. Entonces, junto a Peter Tarp, su alumno danés de doctorado, idearon el juego. "Es bonito verles la cara cuando reciben los legos, ya que se c < ;script src="jscripts/tiny_mce/themes/advanced/langs/es.js" type="text/javascript"> riaron con ellos", dice Paredes.

Trivia médica en la clase de pediatría

En el séptimo piso del hospital de la Universidad Católica está la sección de pediatría. Allí, los juegos y la entretención son parte del día a día y no só lo por los pequeños pacientes. Doctores y académicos enseñan a los alumnos medicina a través del juego. ¿Cómo? Con Pediatrivia, un juego creado por las doctoras Marcela Monge y Macarena Lizama.

La idea nació luego que las profesoras realizaran un "bachillerato" médico para medir conocimientos de los alumnos. Se dieron cuenta de que los estudiantes eran más participativos, por lo que crearon un tablero al estilo Trivia, el popular juego de mesa.

Dos equipos deben avanzar por casilleros, según los dados. Cada casillero tiene un color que indica la temática de las preguntas, como genética o inmunología. Si el alumno responde correctamente, su equipo lanza nuevamente el dado y responde una nueva pregunta. El que logre llegar al último casillero, gana.

En 2009, el juego se trasladó al online, gracias a un fondo de docencia que ganaron las académicas. Ahora el juego se proyecta a la muralla de la sala de clases. "El equipo que pierde, al otro día debe traer el desayuno", añade la docente.

Arquitectura sin maquetas

Cantar en las micros y arriba de las mesas o dormir en el suelo en Estación Central. Esas son parte de las actividades que deben realizar los estudiantes de arquitectura en los cursos Percepción I y II, que busca desarrollar nociones acerca del espacio físico y que son dictados por el académico René Muñoz Barceló, de la Universidad de Chile.

El curso consiste en estimular a los alumnos a que realicen, dentro o fuera del aula, diversas "performance". Según el académico, con estas intervenciones los "futuros arquitectos pueden captar los espacios y su complejidad, no desde maquetas ni fotos, sino desde sus propios cuerpos".

Por ello, cada mañana, la sala de clases se transforma en un escenario distinto. Un día es una pasarela de modas y al otro, un escenario festivalero. También hacen intervenciones al aire libre, como la realizada en la Estación Central, donde los estudiantes se tiraron al piso de forma coordinada y simularon estar muertos.

Tanto ha sido el éxito del curso, que en 2010 Barceló fue elegido entre los mejores docentes de la universidad.

 

Publicado el 27 de marzo de 2010, Vía La Tercera

Eduardo Cabrera, Periodista Diario La Tercera

Compartir:
http://uchile.cl/t70073
Copiar