Sustentabilidad

Reciclaje y cuarentena: ¿cómo protegemos una cultura que aún no termina de instalarse?

Sobre esto opinan la presidenta del Comité por la Sustentabilidad, Lorna Lares; y el jefe de la Oficina de Ingeniería para la Sustentabilidad de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, Reynaldo Cabezas.

Más de 8 mil toneladas de residuos se valorizan mensualmente en la industria del reciclaje, las que en su mayoría dependen del suministro que le entregan más de 7 mil puntos verdes, 98 puntos limpios y 54 empresas de residuos, la mayoría de ellas concentrada en la Región Metropolitana. Es por eso que ante las medidas de cuarentena concentradas en la capital y la posibilidad de políticas más restrictivas, el Ministerio del Medio Ambiente lanzó un plan público-privado de apoyo al sector que incluye al reciclaje como actividad esencial, es decir, que puede seguir operando durante cuarentena, toque de queda u otras medidas de excepción.

La medida viene en respuesta al llamado hecho por la Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje (ANIR) para ser considerados como una “actividad esencial”. Esto, señalaron, “es fundamental no solo para evitar que los residuos reciclables terminen mezclados con la basura, se contaminen y finalmente terminen en un relleno sanitario. La variable económica de la industria del reciclaje también entra en la discusión. De acuerdo a la ANIR, alrededor de 60 mil trabajadores y trabajadoras dependen del flujo de reciclaje que viene principalmente desde los hogares de la Región Metropolitana.

La presidenta del Comité por la Sustentabilidad de la Universidad de Chile y académica de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Lorna Lares, señala que “de declararse actividad esencial, se debe asegurar el bienestar y salud de las personas, contando con el compromiso de la empresa y del gobierno en que se cumplan todas las medidas sanitarias para evitar el contagio”.

En la misma línea, Reynaldo Cabezas, jefe de la Oficina de Ingeniería para la Sustentabilidad de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, señala que “la idea es disminuir al mínimo la posibilidad de contagio y velar por la seguridad de las personas. Los materiales para reciclar requieren de mayor manipulación por los recicladores que el manejo que hace el personal de recolección de basura con los residuos en general”, por lo tanto, los trabajadores del reciclaje estarían más expuestos que los recolectores de basura.

Precisamente uno de los puntos del plan del Ministerio del Medio Ambiente es la distribución de equipos de protección personal (EPP) a los recicladores de base, la que estará a cargo de la Sofofa, junto a empresas que quieran aportar en esta campaña. 

Cómo mantener tu rutina de reciclaje en cuarentena

Según la profesora Lorna Lares, la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 “puede afectar a la cultura del reciclaje, que en Chile ha costado tanto desarrollar y que debemos seguir fortaleciendo”. Mientras que el gobierno lanzará una campaña con recomendaciones ciudadanas sobre cómo reducir la generación de residuos domiciliarios, fomento del compostaje y educación sobre el tratamiento correcto de los envases reciclables, hay comunas como Las Condes y Vitacura que ya decretaron la suspensión de la recolección de reciclaje a domicilio.

Pese a esas disposiciones, para Reynaldo Cabezas las personas que reciclan en sus hogares tienen mucho que aportar y por lo tanto llama a preferir servicios a domicilio para evitar que la gente salga de sus casas, bajo un protocolo estricto de entrega de materiales. “Si separamos y entregamos correctamente los materiales, por ejemplo, botellas plásticas sin tapa y sin etiqueta, tetra pak lavados, cartones limpios, etc.), los recicladores tienen que manipularlos menos. Entonces hay que volver a las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar”, explica, añadiendo que así se disminuye la cantidad de residuos que se irán a reciclaje y a rellenos sanitarios.

Así, algunos consejos para seguir desarrollando esta actividad en este contexto son:

  •  Evitar compras innecesarias.
  •  Preferir comprar alimentos no envasados, como frutas y verduras.
  •  En vez de comprar varios paquetes pequeños productos, comprar uno grande y buscar opciones de almacenar o guardar.
  • Comprar en envases retornables.
  •  Compostar residuos orgánicos de tener la posibilidad. En internet existen varias alternativas de construcción de composteras y cómo utilizarlas.
  • Separar correctamente y compactar para optimizar el almacenaje y posterior transporte.

Leer nota en UChile

Últimas noticias

Programa de Movilidad Nacional Estudiantil del CUECH

Alumna de Geografía estudia cambios ambientales en zona Glaciar Grey

La estudiante de quinto año de Geografía de la Casa de Bello, Catalina Fernández, quien se encuentra en el extremo sur gracias al programa de Movilidad Nacional Estudiantil del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech), no dudó en continuar su trabajo desde la habitación que arrienda en Punta Arenas, cuando el pasado 1 de abril se decretó cuarentena en la ciudad austral.

Clase Abierta: ¿Qué son las ciudades inteligentes?

En una clase de 15 minutos el profesor de la FAU Pablo Pérez Leiva, Coordinador del Diplomado Smart Cities de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo Universidad de Chile, nos cuenta ejemplos de uso inteligente de energía alrededor del mundo y da luces sobre cómo la pandemia modificará la forma en que habitamos la ciudad.

#ChileCuentaConSuUniversidad

Egresada: iniciativa de mascarillas para mujeres privadas de libertad

A través de un proyecto de confección de accesorios en tela que trabaja con mujeres del Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín, la marca Minka! se encuentra entregando parte de las mascarillas que ofrece a púbico general a quienes hoy se encuentran recluidas en dicho recinto; iniciativa en la que participa la egresada de Diseño, María Paz Núñez.

Compartir:
http://uchile.cl/t162621
Copiar