Comité Asesor para Publicaciones

Ventajas y obtención de N° de registro de Propiedad Intelectual

La propiedad intelectual en sentido amplio es omnicomprensivo de los derechos de autor y la propiedad industrial (marcas, patentes, etc.), en sentido restringido sólo se refiere a los derechos autorales y a los derechos conexos (ley Nº17.336). La ley Nº 17.336, de 1970, asigna el término Propiedad Intelectual a los derechos de autor sobre obras literarias y artísticas y, también incluye en el concepto a los derechos conexos (artistas intérpretes y ejecutantes y productores fonográficos).

El derecho de autor, tiene dos aspectos o componentes igualmente importantes: los derechos patrimoniales de contenido económico, que permite al titular o a sus derechohabientes, beneficiarse con la explotación, reproducción, comunicación y difusión de la obra literaria o artística, por cualquier medio o procedimiento y, los derechos morales, que son personalísimos, intransferibles e imprescriptibles, tales como el de la paternidad e integridad de la obra, de arrepentimiento o retracto, etc.

El derecho de autor no ampara la aplicación práctica o el aprovechamiento industrial de una creación intelectual, aspecto que eventualmente podría caer en el ámbito de la propiedad industrial. La Propiedad Industrial se refiere entre otras materias, a las marcas comerciales, inventos, diseños industriales, modelos de utilidad, etc., los cuales son de la competencia del Instituto Nacional de Propiedad Industrial del Ministerio de Economía.

Sin embargo, es posible inscribir como obra literaria, el texto escrito, en cuya virtud se podría explicar el funcionamiento de un sistema, por ejemplo, pero dicha inscripción no ampara al autor respecto del uso que terceros puedan hacer de él, en la práctica. Para gozar de la protección que la ley N°17.336, sobre propiedad intelectual confiere a los creadores de obras literarias y artísticas, no es indispensable su inscripción o registro, por cuanto según lo establece el Art. 1°, el amparo se produce de manera automática por el sólo hecho de la creación.

Sin embargo, la inscripción es importante para preconstituir un medio de prueba en favor del autor, para demostrar el carácter original o primigenio de la obra.

Términos de derechos de autor y copyright

Los términos "derechos de autor" y "Copyright", no son completamente equivalentes. El Copyright, identificado con el siguiente elemento tipográfico: ©, de orientación mercantil, nació del Estatuto de la Reina Ana, en 1710, en Inglaterra, y es predominante en la concepción jurídica angloamericana basada en el common law (países del Reino Unido, de la Comunidad Británica de Naciones y Estados Unidos de Norteamérica). En cambio, el derecho de autor (droit l'autor), de carácter individualista nació en Francia, en la época de la Revolución Francesa, y es el fundamento de las legislaciones de tradición jurídica europea o latina.

Como se señaló precedentemente el derecho de autor, tiene dos aspectos o componentes igualmente importantes: los derechos patrimoniales de contenido económico, que permite al titular de derechos o a sus derechohabientes, beneficiarse con la explotación, reproducción, comunicación y difusión de la obra literaria o artística, por cualquier medio o procedimiento y, los derechos morales, que son personalísimos, intransferibles e imprescriptibles, tales como el de la paternidad e integridad de la obra, etc. El copyright anglosajón, va dirigido a la explotación de las obras y su protección se refiere no sólo a obras literarias, musicales o artísticas, audiovisuales, sino que también incluye las grabaciones sonoras, emisiones de radiodifusión y de cable, ediciones de obras impresas, etc. En cambio, los derechos morales del creador son cautelados por otros medios o disposiciones legales y no por el copyright.

Para hacer anuncio de la propiedad intelectual es conveniente usar la letra c encerrada en un círculo, ©, la cual es el símbolo de los titulares de derechos de autor de propiedad intelectual, que está establecido en la Convención Universal de Derecho de Autor, aprobada en Ginebra, Suiza. ©El nombre del autor. El número de inscripción de la obra, si está registrada en el Registro de la Propiedad Intelectual. La expresión "derechos reservados" En cambio para los titulares de los derechos conexos, debe aparecer en los fonogramas la letra p encerrada en un círculo, de acuerdo a lo dispuesto en la Convención de Roma, en 1961, sobre los derechos de los los artistas intérpretes, ejecutantes, productores fonográficos y organismos de radiodifusión.

Para mayor información dirigirse a:

Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos
Departamento de Derechos Intelectuales.
Dirección: Calle Herrera N° 360 Santiago.
Teléfono: 7261829
Horario de atención: Lunes a viernes de 9:00 hasta 14:00 horas.
Sitio Web: www.propiedadintelectual.cl
Correo electrónico: propiedad.intelectual@dibam.cl

Fuente: DIBAM

Compartir:
http://uchile.cl/t67163
Copiar