Ceremonia Fondo Valentín Letelier

Comunidad FAU participa en tres proyectos ganadores del Fondo Valentín Letelier 2020

Una universidad que reconoce una educación pública y plural dentro de sus aulas, pero que al mismo tiempo se abre para dar cabida a los saberes externos, es el carácter permeable que impulsó el Rector Valentín Letelier, y décadas después lo haría también la primera mujer docente en una universidad chilena, Amanda Labarca, quien abogaría por el estrecho vínculo que siempre debiera existir entre academia y sociedad civil.

Con el recuerdo vivo de ambas figuras, el martes 24 de noviembre se desarrolló la Ceremonia de Reconocimiento al trabajo de Extensión que realiza la Universidad de Chile y que fue encabezada por el rector Ennio Vivaldi y la vicerrectora de Extensión y Comunicaciones, Faride Zeran.

En ella se hizo entrega oficial del Fondo Concursable Valentín Letelier, que cumple una década, que se consolida como una instancia sustancial de intercambio de conocimientos entre la academia, estudiantes y sociedad civil, que trabaja en conjunto y horizontalmente desarrollando proyectos desde y para el territorio. En un momento crucial y adverso para el país, estos estos lazos se hacen cada vez más necesarios y el FVL cobra mayor interés y pertinencia que nunca.

Por su parte, Faride Zerán, señaló que “el Fondo Valentín Letelier materializa lo que nosotros creemos debe ser la Extensión: un trabajo ciudadano, horizontal, participativo y respetuoso de los conocimientos que se generan comunitariamente”.

Los ganadores 2020 del Fondo Valentin Letelier destacan por sus enfoques que desarrollan temáticas ligadas a la defensa de los derechos humanos, la protección del medio ambiente, el fomento de la salud mental y física de adultos mayores y la revitalización de la memoria urbana. Todos contemplaron un enfoque de paridad de género dentro de sus equipos y de soporte virtual para el desarrollo de las iniciativas, teniendo en cuenta el aún incierto contexto de pandemia en Chile y el mundo.

Proyectos en los que participa la FAU

Este año se recibieron 76 postulaciones al Fondo Valentín Letelier, de los cuales se preseleccionaron 26 proyectos, que posteriormente fueron evaluados por un comité, el que seleccionó finalmente siete, los que serán beneficiados con un monto máximo de $7.142.857 y con un plazo de un año máximo para su ejecución.

En tres proyectos participan académicos/as, estudiantes y funcionarios/as de la FAU. 

“Nuestra casa, nuestro cauce: Manual de autogestión de agua doméstica”, se denomina uno de los tres proyectos ganadores. La iniciativa se centra en fortalecer la autonomía de los hogares de la comuna de Petorca para resolver problemas cotidianos relacionados al agua, a partir de la elaboración conjunta de un manual que converja conocimientos locales, académicos, estudiantiles y técnicos sobre el manejo, calidad y uso de agua doméstica, con el fin de aumentar su resiliencia frente a la mega-sequía, la crisis sanitaria y los modos precarios de abastecimiento hídrico, desde un enfoque de género.

La directora del proyecto es la estudiante Isaura Becker, y el equipo que elaboró la propuesta es la Gota Negra, una organización hidrofeminista impulsada por estudiantes, egresadas y profesoras de la Carrera de Geografía. Participa en el proyecto la académica y Directora del Departamento de Geografía, María Christina Fragkou, quien destacó que “el aporte y la importancia del proyecto es triple: En primer lugar se basa en la participación de los tres estamentos; el Fondo Valentín Letelier es de los pocos fondos que implican la colaboración horizontal con estudiantes y esto es muy enriquecedor para la comunidad académica”.

Asimismo y en segundo lugar, agregó la profesora Fragkou el proyecto “viene a apoyar a las comunidades rurales afectadas por la escasez hídrica. Hasta ahora las políticas hídricas formales y centralizadas no han logrado más que generar nuevos mercados de agua ante la megasequía (desalinización, camiones aljibes, propuestas de carretera hídrica), naturalizando la precarización del abastecimiento de agua potable en zonas rurales y de alta actividad agrícola o forestal”.

En esta línea, el manual apunta a organizar conocimiento técnico, académico y local, que pueda ayudar a los hogares rurales a aumentar su resiliencia y adaptación a la falta de agua. Al mismo tiempo, “quiere ser un manual de combate en la lucha por el agua, incluyendo una sección de información legal y otra donde se revela el vínculo que tienen las comunidades con su agua y territorio, desde un enfoque feminista”, puntualizó la académica.

“Finalmente, el proyecto propone la cogeneración de conocimiento que sea útil y relevante para las comunidades, en un constante diálogo entre la población, las organizaciones territoriales y nosotr@s desde la academia, en un modo de trabajo horizontal que no prioriza el conocimiento experto por sobre el local. Este tipo de proyectos nos recuerda que nuestras investigaciones deben generar conocimiento a partir y para la gente, fortaleciendo las comunidades con conocimiento que les permite por un lado adaptarse a las nuevas condiciones socioambientales, y que por otro lado les apoya en sus luchas territoriales”, concluyó María Christina Fragkou.

En tanto, en el proyecto en que participa el Profesor Alexis Vásquez del Departamento de Geografía, se denomina “Descubriendo la Cuenca del río Maipo: vivir la naturaleza e intercambiar la experiencia”, la iniciativa fue presentado por la Facultad de Medicina y fue uno d elos mejores evaluados.

La propuesta busca promover el sentido de identidad y valoración de la cuenca del Maipo para todos los ecosistemas y habitantes que la integran, a través del intercambio de saberes y la experimentación del entorno natural. La Universidad de Chile impulsará una comunidad de aprendizaje para promover el sentido de pertenencia y la valoración del patrimonio natural de la zona.

“La cuenca del río Maipo requiere implementar medidas que permitan su gestión integral desde una perspectiva socioecológica. En ese contexto, la Educación Ambiental se reconoce como una estrategia para promover un cambio transformacional en la forma en que nos relacionamos con la naturaleza, por lo tanto, la Universidad de Chile ha de asumir su rol como actor relevante en el territorio. Es así, que surge esta iniciativa interdisciplinaria y triestamental de vinculación con  tres establecimientos educacionales ubicados en sectores rurales y urbanos, tres áreas protegidas y organizaciones del territorio”, sostuvo el académico.

El tercer proyecto, en el que participa la Profesora del Departamento de Geografía Yasna Contreras, se denomina “Apoyándonos. Modelo para la agencia comunitaria en salud mental”. 

Este proyecto propone implementar una estrategia de agencia comunitaria en salud mental, basada en la formación de agentes comunitarios/as y alojada en una herramienta virtual con funcionalidades relativas a formación comunitaria, intermediación comunitaria y articulación en la red de salud. 

Se trabajará con cuatro territorios de Servicios de Salud: Antofagasta, Osorno, O'Higgins y Metropolitano Sur, en cada uno de los cuales se diseñará un currículo ajustado a las necesidades y determinantes sociales de la salud, constituyendo, además, equipos docentes plurales compuestos por representantes de organizaciones comunitarias y de los equipos de salud del territorio así como docentes, profesionales y estudiantes de nuestra universidad, fomentando con ello el intercambio y legitimidad de saberes, así como su pertinencia cultural y técnica.

Este proyecto busca incidir en la reducción de brechas de atención en salud mental en un contexto de pandemia y post-pandémico de aumento de demanda pero también inequidad, aportando condiciones para el involucramiento ciudadano en políticas de salud mental así como en la producción protagónica del conocimiento en la materia.

El equipo es liderado por Esteban Encina, académico de la Escuela de Salud Pública, Universidad de Chile, y cuenta con la participación de destacados académicos, funcionarios, estudiantes y comunidades vinculadas al área de la salud mental y el habitar.  En FAU, la académica Yasna Contreras del Departamento de Geografía, fue invitada por Esteban Encina, considerando su experiencia en el trabajo con comunidades migrantes que habitan en condiciones de vulnerabilidad. También, dentro de FAU conforma el proyecto la geógrafa y estudiante del Magister en Geografía Beatriz Seguel, dada la relevancia que ella ha tenido con mujeres migrantes violentadas que provienen de diferentes partes de la región andina y latinaomericana.

El proyecto integra a académicas/os, funcionarios/as, estudiantes de la Escuela de Salud Pública. Facultad de Medicina, Dpto. de Atención Primaria. Facultad de Medicina; Departamento de Geografía (FAU), Dpto. de Psicología. Facultad de Ciencias Sociales, Facultad de Odontología, Funcionarios/as, Instituto de Ciencias de la Salud. Universidad de O’Higgins. Se pensó como espacio de encuentro de experiencias con otras ciudades y territorios del país, escapando del centralismo en el conocimiento. 

Últimas noticias

Jurado del Parque Cerro Calán presentó las cinco propuestas finalistas

Cinco proyectos fueron seleccionados entre más de 50 iniciativas por el jurado compuesto por representantes de la U. de Chile, la Municipalidad de Las Condes y Fundación Cerros Isla, los que pasarán a la segunda etapa donde deben presentar mayores detalles de sus ideas para recuperar las 45 hectáreas del cerro. El Decano de la FAU, Prof. Manuel Amaya, es parte del Jurado.

Compartir:
http://uchile.cl/t171187
Copiar