Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Facultad de Arquitectura y Urbanismo

Dilemas de una ciudad más verde y sustentable

Revista dConstrucción

Revista dConstrucción

La sobrepoblación y los preocupantes problemas de contaminación atmosférica de la capital, han obligado a las autoridades y especialistas a repensar la ciudad. Modificar el plan regulador metropolitano de Santiago, crecer en altura y descentralizar, son las soluciones propuestas.

La Región Metropolitana ha sobrepasado los 7 millones de habitantes, concentrados principalmente en el Gran Santiago (Provincia de Santiago, más Puente Alto y San Bernardo). Se estima que para el 2030, la población se incrementará en 1,6 millones. El crecimiento de la ciudad es inevitable, mitigar y regular los efectos de la saturación es una necesidad.

En este contexto, lleva más de cinco años en trámite la modifi cación PRMS-100. Según se expone en la propuesta de la Seremi de Vivienda y Urbanismo de la Región Metropolitana, "tiene entre sus principales objetivos, lograr un Santiago más verde e integrado al año 2030, actualiza el límite de extensión urbana de la Región Metropolitana; la vialidad estructurante que conecta estos nuevos sectores con la ciudad consolidada; y el sistema de áreas verdes que incluye nuevos parques intercomunales y zonas de forestación".

En concreto, se trata de la incorporación al predio urbano y la expansión en 10 mil hectáreas de terreno agrícola en ocho comunas. Lo que según expertos, si no contempla una política de desarrollo urbano, no soluciona el tema de fondo.

SUSTENTABILIDAD EN JAQUE

El crecimiento de Santiago durante los últimos 50 años, ha producido el efecto "mancha de aceite". En que los diferentes grupos socioeconómicos se aíslan entre sí, produciendo verdaderos guetos. Es más, "a los grandes anuncios sobre planes de transporte, medioambiente y equipamiento de parte de los gobierno de turno, le ha correspondido un completo olvido sobre estas promesas, generando la desilusión de la ciudadanía" y teniendo una relación directa con problemáticas con el transporte público, la contaminación y las inundaciones de vastos sectores de la ciudad, señala Jonás Figueroa, urbanista y académico de la USACH.

"Desde 1996, Santiago, se encuentra declarado Zona Saturada por material particulado respirable MP10, ozono, partículas en suspensión y CO. Ahora, en pocos meses más, se declarará saturada también de partículas pequeñas MP2,5. Pero además, por su conformación de cuenca geográfi ca está siempre sometido a falta de ventilación en especial en invierno por la inversión térmica", advierte Julio Alegría, secretario general del Colegio de Arquitectos.

Una de las soluciones iría precisamente en esta línea. Alberto Texido, arquitecto de la Universidad de Chile, DEA UPC Barcelona y PhD PUC Arq. y Estudios Urbanos, señala que "Santiago puede ser una ciudad sustentable en la medida en que sus comunas logren generar subcentros, que cuenten con equipamientos, servicios y centros de trabajo que permitan traslados en menos distancia y por lo tanto, contaminar y saturar menos la ciudad".

PARQUE AUTOMOTRIZ V/S TRANSPORTE PÚBLICO

Una de las propuestas para lograr ciudades sustentables es fomentar el uso de transporte público. Sin embargo, ante la defi ciencia del actual sistema y frente al mayor poder adquisitivo de los chilenos, el parque automotriz ha crecido de forma insostenible, convirtiendo a Santiago en una megalópolis con altos índices de contaminación.

"En la medida que se siga expandiendo la ciudad extramuros, la gente va a tener que utilizar más vehículos motorizados, que son las fuentes móviles que más contaminan la atmósfera", señala Patricio Herman,presidente de la Fundación Defendamos la Ciudad.

En tanto, Julio Alegría, hace énfasis en un sistema inclusivo, que contenga "desde lo peatonal, la bicicleta, el vehículo particular, los estacionamientos integrados a la red, de esos vehículos en los trayectos que pueda integrarse, los buses, los tranvías -en otras escalas-, el metro, los trenes de cercanía y los ferrocarriles, que por un lado desmotiven el uso de transporte privado, pero necesariamente con una respuesta de calidad".

CRECIMIENTO POR DENSIDAD

De acuerdo a un estudio de Atisba, por primera vez en muchos años, la gente está optando por habitar en el Santiago consolidado, en Providencia, o en sectores céntricos. Principalmente, porque la opción de vivir en la periferia, formato residencial, está siendo menos interesante y rentable, por los tiempos de traslado.

El opuesto al crecimiento por expansión, aunque no menos controversial, es el crecimiento por densidad o por altura. Texido explica que para lograr la sustentabilidad con este modelo, se debe trabajar un "diseño por condiciones. Es decir, que quien satura en la ciudad, por crecimiento o densidad, debe mitigar de algún modo y eso implicará negociaciones y compensaciones del diseño, aporte en ensanches de veredas y calles, en un potencial transporte público futuro, áreas verdes cercanas al lugar que están fuera del proyecto, etc. Es decir, quien quiera hacer 20 pisos de altura, está comprometido a hacer ciertas obras de apoyo del entorno, sino se le bajará la altura a 12 o 15 pisos".

Por otro lado, limitar las cargas sobre determinadas zonas es fundamental, señala Jonás Figueroa. "Que nuevamente no nos pase lo que sucederá con el Costanera Center que congestionará un importante sector de Providencia y Vitacura. En tal sentido, podríamos replicar la experiencia parisina en la materia, que ha clasificado una zona fuera de la ciudad tradicional para dedicarla a construcciones de gran altura: el barrio de La Defensa".

¿LA SOLUCIÓN?

A pesar de que ya se han planteado varias alternativas, es válido destacar que no existe una solución efectiva en el corto plazo. Así, si bien la restricción vehicular o el alza de pasajes de metro aportan en lo inmediato a descongestionar la ciudad, no logran efectos que perduren en el tiempo. Entonces, ¿qué plantean los expertos? Patricio Herman señala que "la descentralización, pero no sólo administrativa sino real, promoviendo políticas a favor de las regiones".

El Colegio de Arquitectos respalda la tesis del urbanista y premio nacional Juan Honold, que señala que más que preocuparse de extender el suelo urbanizable, hay que preocuparse de la recuperación al interior del Gran Santiago, de las áreas que hoy están en deterioro. "En esto es importante la gestión que haga el Estado, los propietarios y los inversionistas, de conjunto tal que sea buen negocio para todos y para la comuna en cuestión", rescata Alegría.

Publicado en julio 2012, Edición N°6, Vía Revista dConstrucción

n

por Constanza Martínez R.

Miércoles 4 de julio de 2012

Compartir:
http://uchile.cl/t83011
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: